Reportajes

Propósito para el 2018: limpiar el plástico de los océanos

Fuente: Posibl.

“Ocho millones de toneladas de plástico llegan a mares y océanos cada año. Es el peso equivalente a 800 Torre Eiffel o la cantidad suficiente para cubrir 34 veces la isla de Manhattan”, alerta Greenpeace en el informe “Plástico en los océanos” (2016). Limpiar los océanos de plástico es una tarea tan complicada como necesaria. Sin embargo, Ocean Cleanup es una organización que se ha propuesto esa meta: eliminar todo el plástico de los océanos y mares.

Por Paula Cámara

El objetivo de Ocean Cleanup es sencillo: “Desarrollar tecnologías avanzadas para deshacernos del plástico en los océanos”, explica Rachel Richardson, del equipo de comunicación de Ocean Cleanup, una organización que nació en 2013 de la mano del holandés Boyan Slat. Con tan solo 18 años, Boyan puso en marcha la entidad que hoy en día ya cuenta con más de 65 ingenieros, científicos y voluntarios que investigan formas alternativas de acabar con el plástico en los océanos.

Para recoger el plástico del mar debemos actuar como plástico” explica Rachel Richardson. “Vamos a movernos de la misma forma que lo hacen las corrientes marinas que ayudan a crear la gran mancha de plástico del Pacífico, precisamente para acabar con ella”, agrega.

Mapa de vertidos de plástico a los océanos Fuente: Ocean Cleanup

Según Greenpeace, el plástico es un gran problema en general, pero actualmente se le está prestando más atención a los micro-plásticos que pueden ser ingeridos por la fauna marina. Pueden pasar por la cadena alimentaria hasta llegar a nuestros platos. Estos micro-plásticos también son uno de los “objetivos” que se marca Ocean Cleanup, según Richardson por “las graves repercusiones que pueden tener a largo plazo para el medio ambiente”.

Ante la pregunta “¿No les parece un poco ambiciosa esa meta?”, Rachel Richardson contesta “Sí, totalmente, pero tenemos un equipo con una gran pasión en nuestra misión y seguir trabajando por alcanzarla. La ambición y la pasión es otro gran ingrediente necesario para conseguir acabar con el plástico de los océanos”.

La organización está trabajando en la creación de un sistema de flotación mecido por las corrientes del mar que permita recoger el plástico de los océanos. Actualmente no está instalado este mecanismo, están ultimando los preparativos para ponerlo en marcha el año que viene. “Hemos estado trabajando en modelos a escala y hemos desarrollado un prototipo en el Mar del Norte (en la costa holandesa)”, explica Richardson.

Reciclado del plástico. Fuente: Ocean Cleanup

Ocean Cleanup no se ha quedado solo en marcarse el objetivo de retirar todo el plástico del mar. ¿Qué se podría hacer con ese plástico? “A través de un estudio, hemos demostrado que el plástico que se encuentra en los océanos se puede convertir en aceite, porque convertir ese plástico en aceite consume menos energía que extraerlo”, expresa Rachel y añade: “Convertir el plástico en otros productos es nuestro objetivo principal”.

En su página web, hay un mapa en el que aparecen resaltados los lugares donde más plástico se vierte. Y un contador va marcando el número de kilos de plástico vertido a océanos y mares desde que entras a la página web. Y pinchando aquí puedes encontrar más información sobre la tecnología que están desarrollando para hacer realidad este sueño.

Universidad San Jorge