Reportajes

SOUJI, reciclar aceite haciendo jabón

SOUJI tiene todas las características de ser un detergente para la ropa, sin embargo no lo es. Sus creadores lo definen como una alternativa al reciclado del aceite, que como valor añadido genera detergente. ¿Cómo? Muy sencillo. SOUJI es un compuesto que viene en un recipiente similar al de los detergentes convencionales, pero al mezclarlo con aceite vegetal filtrado y agitarlo unos minutos, se convierte en detergente para la ropa.

Por Paula Cámara

Además de ser una alternativa para el reciclado del aceite, el recipiente de SOUJI es 100% reciclado y reciclable. A ello se le añade que el 1% de sus beneficios se destinan a la asociación colombiana CRISOL, una entidad solidaria que prentende mejorar la calidad de vida del país. Catalina Trujillo es licenciada en marketing y comunicación que colaboró en la creación de SOUJI.

 

Catalina Trujillo Fuente: Catalina Trujillo

 

¿De dónde surgió la idea de crear SOUJI?

De la necesidad, no sabíamos qué hacer con el aceite y el contenedor para reciclarlo estaba muy lejos. Acumularlo era un proceso muy aparatoso y cada vez que hacíamos la vista gorda y lo tirábamos por el fregadero, no podíamos evitar sentirnos mal. Sergio es ingeniero medioambiental y estuvo planteando opciones. Familiares nuestros habían hecho jabón con ese aceite, sin embargo era un proceso tóxico y costoso. SOUJI era una opción menos tóxica y en tan solo un minuto. Contactamos con la Universidad Ramón Llull y tras la inversión y dos años de investigación hemos sacado adelante nuestro proyecto.

SOUJI consigue crear jabón al mezclarse con aciete y agitarlo durante un minuto. ¿Qué tipo de aceite se puede utilizar?

Se puede utilizar cualquier aceite vegetal: coco, girasol, almendras, oliva… Pero no se puede utilizar ningún tipo de aceite mineral.

¿Se mantiene el olor a aceite?

Es una de las preguntas más repetidas sobre el producto. No se mantiene. Hemos conseguido un nivel de aroma que mata ese olor. Se ha probado con diferentes tipos de aceite, no queda rastro.

¿De dónde viene el nombre de SOUJI?

Estuvimos un tiempo pensando en el nombre y buscando alternativas. Nos dimos cuenta de lo mucho que nos gustaba el concepto que tiene la cultura nipona de limpiar el entorno como sinónimo de limpiarse a sí mismo. Cuando indagamos un poco más en esta cultura de limpieza descubrimos que se basa en 5 pilares y uno de ellos es “souji”, que significa limpieza en japonés. Es un nombre corto, fácil de recordar y es sinónimo de esa idea nipona.

“No sabíamos muy bien qué hacer con el aceite y el contenedor estaba muy lejos. Planteamos opciones y, de ello, surgió SOUJI”

¿Qué beneficios puede generar para el medio ambiente?

Tiene diferentes. En primer lugar, el reciclado del aceite. Al no utilizar sosa caustica no tiene apenas tasa de toxicidad y el impacto es mucho menor que el detergente común. Su envase es reciclado y 100% reciclable. La mayoría del envase es de papel reciclado, disminuyendo  la cantidad de plástico en el envase. De hecho, no existe en España, se importa de Norte América.

El envase de SOUJI es 100% reciclable y reciclado Fuente: SOUJI

 

¿El precio de SOUJI lo consideráis una desventaja?

No. Es algo que nos está costando mucho explicar. No lo queremos vender como un detergente, sino como una alternativa para reciclar el aceite. La creación de jabón más respetuoso y menos contaminante es un valor añadido. Los márgenes que tenemos no son elevados, hacer las cosas bien y mantener los estándares de calidad tiene un precio. Cuando nos sea posible bajar el precio lo haremos para que un número mayor de personas puedan optar a esta forma de reciclar el aceite.

“SOUJI pretende contribuir a crear un mundo mejor y por eso queríamos destinar parte de nuestros beneficios a un proyecto solidario. Algunas ONG grandes nos dijeron que no querían nuestra aportación porque no tenían fe en que nuestra empresa fuese a ser estable”

¿Con qué barreras o dificultades os habéis econtrado?

Con todas. En un primer momento, la falta de ayuda. Vamos a pulmón, no hemos conseguido apoyo de ningún tipo. Hemos tenido la suerte de poder permitírnoslo, pero hay muy buenas ideas que se pierden porque hay gente que no podría. La tramitación legal y los problemas en el desarrollo de la fórmula han sumado tiempo y gastos. Ahora mismo tenemos el hándicap de ser novedad, tenemos que mostrar al cliente que existimos y explicar lo que hacemos.

Un uno por ciento de vuestros beneficios se destina a una asociación denominada CRISOL. ¿De dónde surgió la idea?

La idea viene del concepto de raíz. Nosotros tenemos otros trabajos al margen de SOUJI, hemos llevado a cabo este proyecto porque creemos en la idea, en crear un mundo sostenible y mejor. Es nuestra base. Por ese motivo, queríamos contribuir con alguna organización, al principio contactamos con entidades más grandes, pero no nos dejaron ayudar. Algunas incluso nos dijeron que no sabían si nuestra empresa iba a ser rentable y que por ello no les merecía la pena. Yo soy de Colombia, conozco de primera mano el problema que hay en mi país y me enamoró la idea de CRISOL. Contribuimos con un uno por ciento, no podemos permitirnos más, pero esperamos ampliar esa donación en el futuro. Una de nuestras grandes metas, es llevar SOUJI a países subdesarrollados para conseguir trasladar una higiene y limpieza más sencilla aprovechando sus propios recursos.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Universidad San Jorge