Entrevistas

Némesis, ópera prima de Isabel Mateo, alumna de Comunicación Audiovisual

Luces, cámara y ¡Némesis! En tercero del Grado de Comunicación Audiovisual, el grupo de Dogma Producciones, compuesto por ocho estudiantes de la Universidad San Jorge, ha llevado a cabo un ambicioso proyecto para la asignatura de Producción Audiovisual. El resultado es Némesis, un cortometraje donde la creatividad y las cámaras se encuentran para dar vida a un filme de misterio, acción y giros inesperados. Dragón Digital ha entrevistado a la directora del corto, Isabel Mateo, para que nos cuente más de cerca la magia que supone transformar una idea en imágenes.

Por Rebeca Oliva

¿Cómo nació Némesis?

Fue fruto de la asignatura de Producción Audiovisual, dedicada a la realización desde cero de un cortometraje en sus tres partes: preproducción, producción y postproducción, al igual que sucede con cualquier corto o largometraje que vemos en el cine o en la televisión. Y continuó su vida gracias a la escritura de un guión cinematográfico que estamos llevando a cabo. Y hasta el día de hoy Némesis Cortometraje continúa funcionando.

El equipo de Dogma Producciones está compuesto por ocho alumnos de la USJ y ocho miembros externos de la Universidad. Fotografía cedida por Isabel Mateo.

 

¿De qué trata el cortometraje?

La idea principal versa sobre María, la protagonista de nuestra historia, una mujer a quien le entran a robar en su casa. A partir de ahí, se suceden giros inesperados en los cuales María deberá tomar una serie de decisiones.

¿Ha salido todo como pensaba desde un principio?

Al comienzo, tuvimos que hacer un dossier de venta donde incluimos lo que teníamos en la cabeza. Pero, con el paso del tiempo, el hecho de encontrar a una serie de actores, una localización, un director de foto, etc., eso acaba moldeando el corto y transformándolo.  Todos teníamos una idea en la cabeza  pero, poco a poco, conforme la gente se une y aporta un granito de arena, todo se va moldeando y acaba transformándose inevitablemente.  Hemos llegado a un punto en el que todos los integrantes de Némesis hemos puesto nuestra pequeña parte. Al final, somos una montaña construida a partir de muchas personas que han puesto su granito de arena.

Isabel Mateo, directora de Némesis, quiere orientar su futuro profesional hacia la creación de cortometrajes y largometrajes. Fotografía cedida por Isabel.

“Con Némesis hemos aprendido que todo es más difícil de lo que parece”.

¿El proceso que hacéis para la creación de este grupo audiovisual y sus guiones es el mismo que se realiza para cualquier cortometraje o largometraje profesional?

Sí. Tenemos que sacar adelante tanto la financiación como cualquier otro tipo de colaborador que pueda ayudar económica o profesionalmente. También tenemos en cuenta tanto temas de producción como temas de realización. Es decir, tenemos que apañarnos durante todo el proceso de creación. Algo muy interesante que aprendemos en Producción Audiovisual y en la creación y realización de Némesis es que tenemos que hacer el presupuesto, es decir, lo que realmente costaría nuestro proyecto. Salen números muy grandes que asustan. Los proyectos audiovisuales son muy caros porque el material utilizado para los rodajes es realmente costoso. Es cierto que la Universidad San Jorge nos facilita las cosas  mucho, porque nos ofrece el material para grabar, que es lo realmente caro. Aún así resulta costoso.

Imagen que ilustrará la presentación del cortometraje Némesis. Imagen cedida por Isabel Mateo.

¿A cuánta cantidad nos referimos?

En torno a unos 40.000 euros.

¿Si la USJ no os respaldara tendríais que financiarlo con patrocinadores?

Sí. En la vida real tienes que apañártelas para conseguir el dinero, como a nosotros nos lo ofrece la la Universidad San Jorge tiramos menos de los colaboradores, no pedimos tanto dinero o no tenemos que esforzarnos demasiado en buscar gente que pueda cubrirnos los costes económicos, sino que directamente usamos ese dinero para cosas más básicas, como, por ejemplo, el catering, transporte, espacios de grabación e incluso pagar a los actores . Lo normal es que estos proyectos sean realmente caros, aunque siempre se puede ir a una producción más barata. Eso ya depende de cada empresa audiovisual y lo que quiera gastarse en la realización de los filmes.

¿Lo barato puede salir caro?

No. Un buen guión hace un buen cortometraje. Si una empresa audiovisual tiene un corto que cuesta en total 100 euros y tiene un guión brutal lo demás saldrá bien. La idea buena no va a desaparecer. Lo que ya depende del realizador o del director es de si quieren apostar por movimientos de cámara o planos secuencia que suelen ser más caros porque cuestan más esfuerzo y tiempo hacerlos. A partir de ahí ya costaría más dinero.

¿Qué habéis aprendido gracias a este proyecto?

Que todo es más difícil de lo que parece. Yo no soy la productora, soy la directora, pero sé que ella está sufriendo muchísimo porque el trabajo de preproducción es muy duro [en ese preciso momento llama el operador de cámara]. En ese papel, tú tienes tu orden establecido con tu equipo formado, pero, en ocasiones, la gente se cae y necesitas buscar a otras personas que cumplan el mismo puesto. Y a última hora tienes que buscar a otra persona que te cubra ese puesto. También tienes que llevar a todas las personas al set, alimentarlas, cuidar su salud. Es decir, tienes que llevar todo el tema de movimiento de las personas que conforman el corto y de todo ello se encarga producción. Por lo tanto, es un trabajo muy duro, sobre todo las dos últimas semanas son las peores. Sin duda estamos deseando que todo el trabajo se transforme en un producto audiovisual y poder verlo al fin en pantalla.

Imagen de Némesis, la diosa de la Venganza. El grupo escogió este nombre para su filme dado que la venganza es un factor muy presente en el cortometraje.

¿No se aprecia lo suficiente el trabajo de hacer filmes?

Sin duda. Cuando tú vas al cine, pagas la entrada, te sientas cómodamente en la butaca, coges las palomitas y  te limitas a ver el filme. Cuando sales del cine y comentas que ha sido una basura de película no te das cuenta de que esa “basura de película” ha costado muchísimo trabajo y ha habido gente que se ha esforzado y se ha dejado la piel.

¿Los papeles que ejerce cada miembro en Némesis los habéis decidido vosotros u os los han asignado desde la asignatura de Producción Audiovisual?

Hubo algunas personas del equipo que querían un rol concreto y lo tenían muy claro desde el principio. La que ejerce actualmente de productora quería ser productora desde el comienzo. La ayudante de producción también tenía claro que quería ese papel, le gustaba llevar el tema de comercialización y redes sociales  y, por ejemplo, yo también tenía claro que quería tomar el papel de directora así que creo que los papeles ya vienen dados por naturaleza. Sí que es cierto que había algunos miembros que no lo tenían tan claro, pero esta experiencia que otorga el cortometraje Némesis les está sirviendo para encaminarse en su experiencia profesional.

¿Qué ha sido lo más difícil de todo proceso?

(Piensa durante varios segundos) Demasiadas cosas. Aunque diría que lo más difícil está por venir porque ahora se avecinan los ensayos y las grabaciones. Será cuando veamos si realmente todo el trabajo que hemos hecho hasta ahora funciona o no.

¿Y lo más entretenido?

Cuando estamos en la calle grabando o ensayando y armamos un poco la escena las personas pasan y nos miran extrañados. Alguna vez incluso nos han preguntado si éramos de la televisión o para qué cadena se emitía lo que estábamos grabando.

“La gente no se da cuenta de que incluso una película mala ha costado muchísimo trabajo hacerla”, Isabel Mateo.

¿Cómo habéis conseguido contar con la actriz Carmen Gutiérrez para el papel de protagonista?

Queríamos apostar por actrices de aquí de Zaragoza para nuestro corto. Antes hablamos con otras tres actrices más de aquí conocidas y, poco a poco, a partir de una que nos recomendó a otra llegamos a Carmen. Pero todo fue a través de un simple correo. La chica de producción le envió un e-mail y le comentó que éramos unas estudiantes de Zaragoza, que estábamos llevando a cabo un cortometraje y que nos gustaría contar con ella para el papel de María, la protagonista. Ella nos dijo que sí sin problema, fue muy amable. Estamos muy contentos con que esté dentro del equipo.

¿Dais a Carmen algún beneficio económico o es todo trabajo voluntario?

Imagen tomada durante los ensayos del equipo técnico de Dogma Producciones. Fotografía cedida por Isabel Mateo.

No le pagamos, pero Carmen tiene la preocupación, o más bien requisito, que Némesis ronde por muchos festivales, sin embargo, eso ya queríamos hacerlo desde el principio así que no hay ningún problema, es más, eso nos anima todavía más a acudir a más festivales y no desistir.

¿Qué festivales tenéis en mente?

El Festival de Cine de Daroca, el de Huesca, el de Zaragoza… esos están seguro en nuestra agenda. En el momento que tengamos el corto rodado la persona que se encarga de la comercialización y distribución se pondrá a buscar festivales para presentarlo y probar suerte. Lo más cercano sucederá el 15 de junio en Aragonia donde hay una gala raccord y presentaremos el corto junto a los demás compañeros de la asignatura de Producción Audiovisual. También habrá premios para los mejores cortos en determinadas categorías. Pero lo que más nos ilusiona no es ganar, lo que nos gusta es que la gente vea nuestro corto, por eso si tiene un gran recorrido por festivales, gane o no gane, lo que nos interesa y nos ilusiona es que la gente lo vea.

¿Es difícil conseguir que las personas que no saben mucho del tema cinematográfico se animen a ir a festivales de cortometrajes?

A la gente le asusta ver un corto. El público prefiere las películas. Sin embargo, parece que no se tiene en cuenta que todos los grandes directores empiezan su carrera por los cortometrajes.

¿Por qué asusta?

La gente es menos receptiva a ver cortos. Las personas no suelen meterse de propio a una página web para ver cortos, es más habitual ver series o películas online.

 

Universidad San Jorge