Blog

Mujer con estudios superiores y de clase media: el perfil de los usuarios

Jóvenes y mayores. Las terapias alternativas son consumidas por todos los sexos, clases y edades. A pesar de encontrarse entre los 35 y los 44 años la media, hay edades que destacan más que otras dependiendo de los tratamientos. ¿Cuál es la moda entre los jóvenes? ¿Y entre los mayores?

Mujer de entre 35 y 44 años con estudios superiores y de clase media. Este es el perfil del usuario de terapias naturales según el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) de febrero de 2018 realizado a 2.486 personas. Las terapias alternativas son jóvenes. A pesar de ser los ciudadanos de mediana edad los que más uso hacen de las conocidas como pseudociencias, la media se rejuvenece al estar los más pequeños de entre 18 y 24, junto con aquellos de entre 25 y 34, muy cerca de estos en cuanto a consumo. 

 

Los ciudadanos con estudios superiores son los que más despuntan con respecto al resto de personas que visitaron a “un/a profesional que le haya administrado el tratamiento u orientado” sobre alguna terapia considerada como alternativa en los “últimos doce meses”. De las 20 modalidades de tratamientos que alberga el barómetro del CIS -Acupuntura, Medicina tradicional china, Homeopatía, Ayurveda, Naturopatía, Hipnoterapia, Sanación espiritual, Meditación, Yoga, Musicoterapia, Plantas medicinales (fitoterapia), Terapia nutricional, Quiropráctica, Osteopatía, Masaje terapéutico, Reflexología, Reiki, Terapia floral, Qi-gong (o Chi-kung), Imanes terapéuticos y Otro (en este orden)-, en ocho destacan aquellos que tienen estudios superiores.

Por otro lado, en cuanto al perfil del trabajador, los empresarios, autónomos y agricultores encabezan la lista. Las conocidas como “viejas clases medias” son las que más consumo hacen de las terapias alternativas aunque con muy poca diferencia del resto. Ésta se encuentra seguida por aquellas que están situadas en los escalafones más altos. La alta-media alta, que alberga a profesionales, técnicos y directos, junto a las nuevas clases medias -asalariados no manuales- persiguen muy de cerca a las viejas clases medias. 

¿Dónde podemos encontrar este perfil de consumidor? Según el mismo barómetro del CIS, los municipios con poca población son en los que más se consumen este tipo de tratamientos. Lugares entre 2.001 y 10.000 habitantes son el foco de la medicina alternativa junto con el campo. Algo lógico si tenemos en cuenta que, dentro de las viejas clases medias, son los agricultores los que poseen un porcentaje mayor de participación, según la misma fuente.

Más allá de los datos sociodemográficos, son otros los valores que destacan dentro de los usuarios que deciden consumir dichos tratamientos. Según recoge el diario.es, estas prácticas son “mucho más probables entre quienes se sienten solos, deprimidos e inquietos”. Un dato al que se suman las personas que “han ido al médico en alguna ocasión en el último año”, afirman desde el medio.

La moda entre los jóvenes

En segunda posición están los jóvenes. Las edades más pequeñas que contempla el barómetro del CIS -entre los 18 y los 24 años- siguen muy de cerca a los de 35 y 44 años en cuanto al consumo de los tratamientos o terapias alternativas e incluso destacan en algunas de ellas.

 

A pesar de que la juventud no consigue el podio en el consumo de las terapias alternativas, sí que se alza con la primera posición en algunos de estos tratamientos. El barómetro del CIS reflejó en febrero del año pasado que los más jóvenes encabezan la lista en terapias como la musicoterapia, la meditación, la quiropráctica, el reiki y la terapia floral. 

Otro estilo para los mayores

De un extremo a otro. Hemos hablado de los ciudadanos más jóvenes que contempla el último barómetro del CIS sobre el consumo de las terapias o tratamientos alternativos, pero los mayores también consumen las denominadas pseudociencias, aunque en menor cantidad si los comparamos con los pequeños.

 

De la misma forma que los jóvenes podían destacar en el consumo de algunas de las 20 terapias que recoge el CIS, las personas más mayores, de edades comprendidas de los 65 años hacia arriba, lo hacen en otros diferentes. Hablar de terapias alternativas en general es no entender de edad. En este caso, los mayores sobresalen en dos tratamientos en concreto: en el denominado Qi-Gong y en los imanes terapéuticos. 

Etiquetas