Entrevistas

Inmaculada Martínez: “Complementario en algunos casos sí, si no hace daño”

Fuente: Colegio de Médicos de La Rioja

La presidenta del Colegio de Médicos de La Rioja defiende la posibilidad de hacer uso de algunas terapias alternativas como complemento y advierte del riesgo que ha podido suponer en otras ocasiones el abandonar los tratamientos convencionales y utilizar únicamente estos productos. 

¿Definiría la homeopatía o las terapias naturales como ciencias?

No. No las definimos, no yo, sino la comunidad y la profesión que represento. Nuestro pleno del Colegio de Médicos de La Rioja en conjunto con Consejo General de España no encontramos evidencia científica en esas prácticas, hasta el Ministerio las llama pseudocientíficas.

¿Cómo cree que se puede hacer un buen uso de las terapias pseudocientíficas? 

Hay cosas que no está demostrado que vayan bien, pero tampoco está demostrado que sean malas para la salud. Sin embargo, hay otras que sí que se han demostrado que son malas para la salud. La homeopatía si la practica un médico, dentro de la praxis y del código deontológico al que se debe, en principio no debería hacer daño, pero tampoco está comprobado que sirva para mucho, pero por lo menos que no haga daño.

¿Deben de ser un complemento o pueden hacer una curación de una enfermedad?

Hay muchas cosas que son complementarias pero no las pseudociencias como tal. Hay técnicas como la acupuntura que vienen de otras culturas: de las culturas orientales, de China y demás, que no hacen daño, siempre que se complementen, que la gente no abandone los tratamientos ortodoxos o científicos por otros tratamientos que no están comprobados científicamente. Complementario en algunos casos sí si no hacen daño. En otros puede estar demostrado que interceden con los tratamientos y pueden interceder o empeorar la situación porque no son complementarios, son contradictorios o no aportan nada.

“Los mayores problemas que ocasionan estas terapias para la medicina es el abandono de las terapias convencionales”

¿Dónde cree que está el límite entre una terapia pseudocientífica que pueda ayudar a curar o aquellas enfermedades que no se van a poder curar con productos naturales?

Yo pienso en la gravedad de la enfermedad. No es lo mismo curar un dolor de cabeza con haloterapia o aromaterapia. Poniendo aromas que huelan bien una persona se puede desestresar, si es una jaqueca estresante, pero eso no está quitando un tratamiento que tiene que ser de otra manera. Hay cosas en las que pueden ayudar de una manera inocente porque la salud no es solo biológica, también es psicológica y también es social. Hay cosas que ayudan como ayuda el deporte, la buena alimentación o los hábitos saludables.

Este tipo de terapias pseudocientíficas, ¿qué problemas ocasionan para la medicina?

Lo más que ocasionan es el abandono de las terapias convencionales. Y luego que hay gente que se puede estar intoxicando. Hay por ahí gente que dice barbaridades. Es un peligro público. Decir que con agua con lejía se curan un montón de enfermedades por cuestiones que no están demostradas para nada -que la fisiopatología va por otro lado- y vender esto como si fuera agua de Lourdes es una barbaridad.

En la Universidad de Zaragoza quitaron el máster de homeopatía, ¿qué piensa de los estudios especializados en homeopatía que se ofrecen a los médicos por ejemplo?

Como todo, hay que tener mucho cuidado con lo que se compra, en cuestiones de estas. Es cierto que la homeopatía ha tenido un boom muy grande. Hace unos años, ha habido universidades que realmente han apostado y han dado formación sobre ello, pero que últimamente en Barcelona y en todas las universidades que tenían estas formaciones postgrado las están quitando. También hay gente que dice que hay mucha evidencia científica pero no es así. Se basan en estudios de muy baja calidad, estudios muy poco científicos, con lo cual la comunidad científica no los avala como una formación adecuada para poder garantizar que haya una evidencia sobre curación real.

“No conozco ninguna enfermedad grave que se haya podido curar con algo que sea pseudocientífico”

Como otorrino, ¿ha hecho uso alguna vez de algún producto homeopático?

No, nunca. Aunque hay un porcentaje en la población, el 6% de la población sí que ha hecho algún tratamiento homeopático y en acupuntura también hay algún porcentaje. 

¿Ha tenido algún caso en el que una persona haya podido curar su enfermedad haciendo uso únicamente de terapias pseudocientíficas?

La verdad es que no conozco. En principio un resfriado se cura en siete días hagas lo que hagas y si esa gente ha hecho alguna cosa que haya aportado algo no me dice nada. No conozco ninguna enfermedad grave de tipo tumoral, infecciosa, degenerativa o inmunológica  que se haya podido curar con algo que sea pseudocientífico.

¿Y al contrario? ¿Alguien que haya podido ver cómo se agravaba su enfermedad por hacer uso de esos productos?

Sí. Conozco muchos casos que han abandonado tratamientos convencionales por desesperación, porque les han comido el coco y han visto que enfermedades graves que aparentemente no podían mejorar, que estaban pasándolo mal, que se han ido a terapias pseudocientíficas y que han fallecido, han abandonado el tratamiento adecuado. ¿Qué hubieran fallecido más adelante? Sí pero lo que es cierto es que han abandonado el tratamiento convencional y han fallecido.

Etiquetas