Entrevistas

Mercedes Cano: “Cuando el pediatra de mi hija supo que utilizaba homeopatía con ella tuve que cambiar a otro profesional”

Fuente: Mercedes Cano

Hace 30 años, Mercedes Cano acudió al servicio de urgencias con su hija de un año que tenía anginas. Tras recetarle amoxicilina sufrió una fuerte reacción alérgica al fármaco y Mercedes comenzó a buscar una alternativa “más natural” para tratar a su hija. A lo largo de su vida, ha optado por ir más allá de lo convencional pese a que pudiese generar incomodidad en su entorno. Cuando la pediatra que trataba a su hija se enteró de el uso de homeopatía con ella le dijo “que era una tontería y que lo que debía hacer era utilizar otros medicamentos”. Por ello decidió cambiar a otra pediatra que integraba ambos métodos.

“Cuando mi hija sufrió la reacción alérgica, una amiga me recomendó ponerme en contacto con la Doctora Ester Torrella que es médico y homeópata. Y hasta el día de hoy”, explica Mercedes. “Hoy en día, mi hija ya tiene 31 años y vive en Suecia. Cada vez que viene a Barcelona va a ver a Ester. Pero el resto de la familia también nos tratamos con homeopatía”, continúa. Otra hija de Mercedes es insulinodependiente desde que tenía cuatro años a causa de la diabetes que padece. Sin embargo, Mercedes apostó de nuevo por la homeopatía, pero con matices: “Lo que se puede tratar con homeopatía, lo tratamos. Ester a veces me recomienda tomar un antibiótico en caso de que la alternativa de la homeopatía no funcione completamente. No estoy cerrada a nada. Sigo una línea de medicina integrativa”, aclara.

Alternativas naturales

Acupuntura, osteopatía, reiki y yoga son algunas de las terapias que también han probado Mercedes y su familia. “Tengo dos hernias, pero estoy en contra de operarme. Si fuese necesario lo haría, pero yo vivo perfectamente por ahora. Tengo buena calidad de vida: hago yoga, acupuntura y el reiki lo he probado de forma esporádica y también me ha ido bien. Evito operarme porque no veo la necesidad y lo puedo sortear de esta forma”, explica Mercedes.

“No son consultas al uso, no dices me duele aquí, te mira y ya. Se hablan de cosas emocionales, de la vida”

Mercedes considera que “se debe pasar primero por la licenciatura de medicina”. “No cualquier persona que estudie o haga un curso de tres meses o un año debería estar capacitado para recetar y diagnosticar. Conozco a un montón de personas que se han sacado el título de homeópatas con cursillos y no me parece bien”, añade.

Como Mercedes, dos millones de españoles declaran haber sustituido un tratamiento convencional por uno alternativo

Por un lado, para Mercedes la medicina “de la Seguridad Social proporciona un trato masificado, no personalizado y más distante. Si vas a un especialista, a un médico privado o un médico homeópata hay un trato mucho más profundo”. Desde su punto de vista, detrás de una enfermedad hay también un paciente y en ocasiones, “se pueden tener problemas por resolver más psíquicos que físicos”, explica. Para ella, sus visitas con la doctora Ester -en su experiencia personal-  no funcionan al uso, “no le dices me duele aquí, te mira y ya. Se hablan de cosas emocionales, de la vida. Y eso tiene un valor para mí muy grande y positivo”.

Etiquetas