Reportajes

Las propuestas del Ayuntamiento

El Ayuntamiento de Zaragoza va a establecer condiciones para las empresas de patinetes que hasta el momento se han aprovechado de un vacío legal respecto a su circulación por las calles, seguros y estacionamiento. Estas medidas se llevarán a cabo en un plazo aproximado de dos meses.

Hasta el 2018 no existían los patinetes de movilidad compartida en Zaragoza. Por tanto no existe una regulación todavía por parte del Ayuntamiento que rija cómo se deben utilizar estos vehículos por la ciudad. Debido a su crecimiento como medio de transporte, el Ayuntamiento está preparando una legislación.

Mientras se espera a la nueva legislación para los vehículos de movilidad compartida, estos se regularían como los vehículos de movilidad personal según la DGT en la instrucción 16/V-124. En la cual se afirma que los VMP no pueden ser asimilados como figura de peatón, y tampoco catalogados como vehículo de motor debido a su velocidad, aunque la autoridad municipal podrá autorizar su utilización por las aceras y establecer las prohibiciones y limitaciones que considere necesarias.

El Ayuntamiento de Zaragoza pondrá fin al debate sobre cómo deben circular este tipo de vehículos eléctricos de movilidad compartida. A través de un proceso de consulta pública, informes técnicos y las experiencias en otras ciudades se llevarán a cabo los borradores para la posterior aprobación en la comisión y el pleno municipal.

Además de la circulación también se pretende regular cuántas empresas y en qué condiciones pueden ofrecer sus servicios en la ciudad, ya que no hacerlo podría ocasionar la saturación del espacio público.

Solo dos empresas serán las encargadas de ofrecer los patinetes en Zaragoza, con 850 vehículos cada una. Se valorarán aquellas que dispongan sus patinetes en puntos más alejados de la ciudad y estos tengan presencia en barrios como Valdefierro, Valdespartera, Miralbueno, etc… De esta manera se dará un mejor servicio a los ciudadanos que no viven en el centro de la ciudad.

Sin olvidar que estos patinetes tienen como principal característica el cuidado del medio ambiente, ya que no contaminan el aire con emisiones de CO2, el reparto de estos se realizará también mediante vehículos eléctricos.

Otro requisito relacionado con el reparto de patinetes será la contratación de personal fijo con contrato indefinido que se encargue de reubicar los que estén mal estacionados para garantizar un buen uso del espacio público y garantizar empleo de calidad. De esta manera los “charges” (personas autónomas que cargan los vehículos en sus casas a cambio de dinero y corriendo por su cuenta gastos de gasolina y electricidad) quedarán totalmente prohibidos.

Algunos ciudadanos han mostrado su descontento con el hecho de que los patinetes puedan ser estacionados en cualquier punto de las aceras de la ciudad ya que supone un peligro para los peatones, sobre todo para aquellos con movilidad o visibilidad reducida. Desde el Ayuntamiento de Zaragoza se ha tenido en cuenta este problema y se va a plantear una red de puntos en las partes más sensibles de la ciudad para aparcar los vehículos de movilidad compartida.

Etiquetas
Universidad San Jorge