Blog

¿Tiene memoria un corazón trasplantado? Más allá de la serie «Pulsaciones»

En la serie de televisión “Pulsaciones,  emitida en Antena 3, a Alex –un reputado médico – le trasplantan el corazón de Rodrigo, un periodista que fallece en circunstancias muy extrañas durante la investigación de un caso de desaparecidos. Tras la operación, Alex comienza a tener visiones que evocan recuerdos de la vida de Rodrigo. Más allá de un argumento de ficción, se esconde una interrogante en el mundo de la Medicina que lleva años en debate.

Por Paula Cámara

¿El corazón es capaz de recordar?

Apoyos

Tras el trasplante me cambiaron los gustos y empecé a tener una pesadilla recurrente. Era un accidente de coche, pero no era yo la que conducía, era otra mujer joven. Llovía mucho, ella tenía sangre por todo el cuerpo y junto a ella había un bebé. Siempre me despertaba justo antes del choque”. Este es el testimonio de Charlotte Valandrey para La Vanguardia. Charlotte es una actriz y escritora que, tras el trasplante de corazón, notó que sus gustos cambiaban y se enamoró del marido de su donante.

Fuente: Antena3

Según Annie Marquier –investigadora de la conciencia–, “el corazón tiene un sistema nervioso independiente con más de 40.000 neuronas, gracias a las cuales parece que puede tomar decisiones y pasar a la acción independientemente del cerebro. También puede aprender, recordar e incluso percibir”.

En 1992, se llevó a cabo un estudio en el Departamento de Cirugía del Hospital Universitario de Viena, en Austria. 47 pacientes fueron evaluados y, de todos ellos, un 6% manifestó cambios en sus sentimientos, gustos y reacciones, incorporando comportamientos propios de sus donantes. Que el resultado señalase que solo un 6% notó cambios en su personalidad no es algo que eche atrás a los defensores de la memoria del corazón. Según Josep María Caralps –médico que llevó a cabo el primer trasplante de corazón – es común que las personas que sufren estos cambios sean un número reducido ya que son personas “con una sensibilidad especial y mucha introspección”.

En una entrevista para Antena 3, Josep María Caralps refleja la historia de un hombre que recibió el corazón de una persona que murió por un tiro en la cabeza y tenía sueños sobre ese incidente. Hizo una descripción del asaltante para la policía y consiguieron detener al asesino del donante.

Caralps realizó el primer trasplante de corazón en 1984 y es responsable del Servicio de Cirugía Cardíaca del Hospital Quirón de Barcelona. Para él, existe la memoria celular y la memoria del corazón como en cualquier otro sitio del organismo. El corazón es algo más que una bomba de sangre.  Cada célula tiene nuestro ADN y estas células pueden almacenar recuerdos y energía.

Foto: Centro de Servicios Psicológicos                                          María Jiménez

Detractores

Javier Segovia –cardiólogo del Hospital Puerta del Hierro y detractor de la “memoria del corazón”– define este órgano como un “músculo que sirve para bombear sangre”. Insiste que las 40.000 neuronas que hay en el corazón no es un número tan elevado como puede parecer y, por otro lado, hay células del tejido nervioso en todos los órganos del cuerpo con el fin de hacer cumplir las órdenes que manda el cerebro.

Para Rafael Matesanz –nefrólogo español– esta teoría carece de base científica y afirma que la mayoría de los testimonios provienen de lugares donde el receptor y el donante podrían conocerse. Insiste en que “Pulsaciones” es una serie de ficción y hay que tomarla como ello, los órganos no transmiten recuerdos ni sentimientos. Por último, dice que “el corazón es un órgano que tiene mucha literatura y se considera el más bello”.

Ante estas dos posturas nos podemos seguir preguntando si el corazón tiene o no memoria. Parece que la respuesta, de momento, seguirá dependiendo de los pálpitos del mundo de la ciencia o de las corazonadas del universo de la literatura.

 

Acerca del autor

Paula Cámara

Comentar

Clic aquí para escribir un comentario

Universidad San Jorge